​Me amaste a escala, conociendo mis pequeñas proporciones, sin medidas exactas, a milímetros escasos. Mi tamaño real lo reservo para que siempre anheles lo máximo, lo verdadero.